Como Orar a Dios Correctamente

por Jaime el 9 Octubre, 2013

Cuando alguien está en problemas, puede ser que quiere orar.  Pero, ¿cómo puede orar a Dios correctamente?  ¿Hay oraciones que son más potentes?  ¿Hay oraciones que Dios no escucha?

Hay una gran cantidad la enseñanza en la Biblia sobre la oración.  En un sentido, la oración no es complicado.  La oración es simplemente hablar con Dios.

La oración no es un conjuro mágico que tiene el poder en sí mismo.  De hecho, Jesús nos advirtió contra el mal uso de la oración.

Y al orar, no usen ustedes repeticiones sin sentido, como los Gentiles, porque ellos se imaginan que serán oídos por su palabrería.  Por tanto, no se hagan semejantes a ellos; porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes que ustedes lo pidan.
Mateo 6:7-8

El Padre Dios quiere tener una relación con nosotros a través de la oración.  Él ya sabe lo que necesitamos.  Pero Él quiere que aprendamos a confiar en Él, esperar en Él, y pensar en Él.

¿Hay oraciones que Dios no va a oír?  Bueno, Dios oye todo.  Pero sí, hay oraciones que Él rechaza.

Proverbios 21:27 nos dice:  El sacrificio de los impíos es abominación, cuánto más trayéndolo con mala intención.

Cuando una persona malvada obedece al Señor y ora, o hace un ritual religioso, es una abominación a Dios – lo odia.

El Fariseo y El Publicano

Jesús contó una historia acerca de dos hombres que fueron al templo para orar.  A los ojos de la mayoría de la gente, uno era muy malo, y el otro era muy bueno.

El primero hombre dijo “Dios, ¡ten piedad de mí, pecador!”

El buen hombre se ofreció gracias.  Dio las gracias a Dios que no fue malo.

¿Qué dijo Jesús acerca del hombre malo?  Se aceptó su oración.

Les digo que éste descendió a su casa justificado pero aquél no; porque todo el que se engrandece será humillado, pero el que se humilla será engrandecido.
Lucas 18:14

Cuando alguien quiere saber como orar a Dios correctamente, primero tiene que saber que Dios odia la maldad en nuestros corazones.  Salmo 66:18 dice claramente:  Si observo iniquidad en mi corazón, el Señor no me escuchará.

Pero todo el mundo es un pecador, ¿no?  Sí.  Pero hay perdón.

Para orar correctamente, tenemos empezar como el hombre malo – “Dios, ¡ten piedad de mí, pecador!”

Esto no significa que debemos pedir perdón porque estamos en problemas, y queremos algo de Dios.  Dios no puede ser manipulado.

Lo que significa es que debemos admitir – de nuestros corazones – que estamos equivocados.  Que necesitamos perdón.  Tenemos que dejar nuestro pecado atrás.  Necesitamos confiar en Jesús solamente por el perdón.

La humildad no es una sensación temporal de la vergüenza.  Es una manera de vivir delante de Dios.

Esta es la forma en que oramos a Dios.  Nos ponemos a Dios en primer lugar.  Nosotros decimos que Él es nuestro Salvador y Señor.  Nosotros le amamos.  Oramos como Jesús nos enseñó a orar:  Venga Tu reino.  Hágase Tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. (Mateo 6:10)

Al comenzar a orar a Dios de esta manera, desde nuestro corazón, compartiendo nuestros pensamientos y necesidades y problemas y alegrías, vamos a empezar a experimentar un amor más profundo que jamás hemos conocido.

El rey David nos dice lo que pasó cuando estaba en una ciudad asediada – una hermosa historia de la oración contestada.

Bendito sea el SEÑOR,
Porque ha hecho maravillosa Su misericordia para mí
en ciudad asediada.
Y yo alarmado, decía:
“¡Cortado soy de delante de Tus ojos!”
Sin embargo Tú oíste la voz de mis súplicas
Cuando a Ti clamaba.
¡Amen al SEÑOR, todos Sus santos!
El SEÑOR preserva a los fieles,
Pero les da su merecido a los que obran con soberbia.
Esfuércense, y aliéntese su corazón,
Todos ustedes que esperan en el SEÑOR.

Salmo 31:21-24


{ 44 comentarios… leer a continuación oañadir uno }