Atributos de Dios: Invisibilidad

por Jaime el 17 Enero, 2013

¿Tienes conflictos en tu familia, comunidad, o iglesia? Lee Pacificadores: Guia Bíblica para la Resolución de Conflictos Personales


Por tanto, al Rey de los siglos,
inmortal,
invisible,
al único y sabio Dios,
sea honor y gloria
por los siglos de los siglos.
Amén.
(1Timoteo 1:17)

Ya hemos hablado de cómo Dios es espíritu.  Como espíritu, Dios es invisible a los ojos humanos.  Pero esto no significa que él no puede mostrar a si mismo, o que no puede ser conocido.

Por ejemplo, vamos a leer de 1Juan:

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó a nosotros y envió a Su Hijo como propiciación por nuestros pecados.

Amados, si Dios así nos amó, también nosotros debemos amarnos unos a otros.

A Dios nunca Lo ha visto nadie.  Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y Su amor se perfecciona en nosotros.  En esto sabemos que permanecemos en El y El en nosotros: en que nos ha dado de Su Espíritu.

1Juan 4:10-13

Aquí podemos ver toda la Trinidad.  A Dios nunca Lo ha visto nadie – pero Dios envió a su Hijo.  Y el Espíritu de Dios ya es dado a nosotros.

Dios se ha revelado en el Hijo – Jesús.  De hecho, Jesús es el resplandor de Su gloria y la expresión (representación) exacta de Su naturaleza… (Hebreos 1:3)

El Dios invisible se despojó a sí mismo1a tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. (Filipenses 2:7)  Entonces, Jesús es la imagen del Dios invisible… (Colosenses 1:15)

También podemos ver a Dios en su creación…

…desde la creación del mundo, Sus atributos invisibles,
Su eterno poder y divinidad,
se han visto con toda claridad,
siendo entendidos por medio de lo creado…
(Romanos 1:20)

Podemos ver los hechos de Dios – su creación.  Un día todos los creyentes verán a Jesucristo mismo, cara a cara (1Juan 3:2).  Y vamos a ver la gloria de Dios.

Pero nadie ha visto a Dios en toda su esencia.  Cualquier representación visual de la Trinidad es imposible.  Nadie va a ir al cielo y ver con los ojos a la Trinidad como tres “seres” en el cielo.

Como creyentes, tenemos una esperanza – un día vamos a ver nuestro Salvador, Jesucristo.  Como el Apóstol Pedro dijo:

Mediante la fe ustedes son protegidos por el poder de Dios, para la salvación que está preparada para ser revelada en el último tiempo.

En lo cual ustedes se regocijan grandemente, aunque ahora, por un poco de tiempo si es necesario, sean afligidos con diversas pruebas, para que la prueba de la fe de ustedes, más preciosa que el oro que perece, aunque probado por fuego, sea hallada que resulta en alabanza, gloria y honor en la revelación de Jesucristo; a quien sin haber visto, ustedes Lo aman, y a quien ahora no ven, pero creen en El, y se regocijan grandemente con gozo inefable y lleno de gloria, obteniendo, como resultado de su fe, la salvación de sus almas.

(1Pedro 1:5-9)

Si usted quiere estudiar la invisibilidad de Dios un poco más, lee La Invisibilidad de Dios.



Para los niños -
Historias Bíblicas de Jesús para niños: Cada historia susurra su nombre


gilberto rafael requena cordero Febrero 8, 2017 a las 2:27 pm

Gloria al señor Dios, es espiritu, y por lo tanto, el ser humano no lo puede ver, porque es inefable.

Los comentarios sobre esta entrada están cerrados.

Anterior:

Siguente: