Discernimiento: una Manera Correcta … y una Manera Incorrecta

por Jaime el 21 Mayo, 2014

¿Tienes conflictos en tu familia, comunidad, o iglesia? Lee Pacificadores: Guia Bíblica para la Resolución de Conflictos Personales


Algunas personas no quieren ser “discernidor” porque han visto un tipo equivocado de discernimiento.  Tal vez se ha encontrado con una de estas personas:

  • El Discutidor  No es que él quiere “contender ardientemente por la fe” (Judas 3).  Le encanta pelear.  Si esta persona se encuentra en un estudio de la Biblia, le encanta discutir sobre puntos de menor importancia.  Razonamientos necios e ignorantes, como Pablo solía decir (2Timoteo 2:23-25, Tito 3:9-11).  Le hace sentir poderosa, supongo.  Más inteligente que todos los demás.
  • El Vendedor  La persona que quiere algo de ti.  No enseña la Biblia para ayudarte.  Él enseña por la lana.  2Pedro 2:3:  En su avaricia los explotarán con palabras falsas … pero dice Pablo en 2Corintios 2:17Pues no somos como muchos, que comercian la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, hablamos en Cristo delante de Dios.
  • El Sabelotodo  Esa persona acaba de terminar el seminario.  Y ahora sabe todo lo que hay de malo en cada sermón.  O tal vez piensa que Dios ha revelado la verdad sólo para él.  Él tiene una relación muy especial con Dios que tu no tienesColosenses 2:18:  Nadie los defraude de su premio deleitándose en la humillación de sí mismo y en la adoración de los ángeles, basándose en las visiones que ha visto, envanecido sin causa por su mente carnal…
  • El Hipócrita  Esa persona le gusta cortar cosas fuera de la Biblia.  Es decir, las cosas que no quiere obedecer.  Él no tiene que obedecer, pero tú sí.  Jesús dijo esto acerca de los escribas y fariseos en Mateo 23:4:  Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.

Nadie quiere ser cualquiera de ellos – pero me temo que puede haber un poco de cada uno en todos nosotros.

Entonces, ¿cómo podemos discernir el bien del mal – y ayudar a otros a hacer lo mismo – y al mismo tiempo evitar ser uno de estos cuatro?

Hay tres palabras que me ha ocurrido una y otra vez mientras yo he estudiado el discernimiento …

Tenemos que empezar con…

Paciencia Humildad Gracia

  • Paciencia:  Reconocer que todos los desacuerdos no se resolverán hoy, y todo pecado no va a desaparecer en una semana.  Si dejamos de hablar porque no vemos una solución inmediata, no vamos a crecer en Cristo (Efesios 4:11-16).  Es un proceso.
  • Humildad:  Es importante tener una certeza sobre las verdades básicas del Evangelio.  Pero somos conscientes de que todavía tenemos mucho que aprender de otros creyentes.  No sabemos todo lo que pensamos que sabemos.  (Efesios 4:1-3)
  • Gracia:  Por ejemplo, no podemos suponer que conocemos los motivos de alguien.  Podemos otorgar el beneficio de la duda, y ser rápido para perdonar.  (Efesios 4:29)

Efesios 4 es un pasaje maravilloso en el discernimiento. Todo se centra en Cristo, y en el amor.  Y si nos olvidamos de estas cosas, el discernimiento cambiará de algo bueno en algo horrible.

¿Por qué no leer todo el capítulo hoy?



Para los niños -
Historias Bíblicas de Jesús para niños: Cada historia susurra su nombre


{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Deja un comentario

Anterior:

Siguente: