La Dignidad de la Humanidad

por Jaime el 27 Septiembre, 2017

Y dijo Dios: “Hagamos al hombre a Nuestra imagen, conforme a Nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.”

Dios creó al hombre a imagen Suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Dios los bendijo y les dijo: “Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. Ejerzan dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.”

También les dijo Dios: “Miren, Yo les he dado a ustedes toda planta que da semilla que hay en la superficie de toda la tierra, y todo árbol que tiene fruto que da semilla; esto les servirá de alimento.Y a todo animal de la tierra, a toda ave de los cielos y a todo lo que se mueve sobre la tierra, y que tiene vida, les he dado toda planta verde para alimento.”

Y así fue. Dios vio todo lo que había hecho; y era bueno en gran manera. Y fue la tarde y fue la mañana: el sexto día.

Génesis 1:26-31

Seres HumanosAquí leemos de los increíbles y hermosos orígenes de la raza humana.

  • Somos creados por Dios
  • Somos creados a imagen de Dios
  • Somos creados hombres y mujeres
  • Se nos da un lugar especial en la creación
  • Se nos dice que se multipliquen y llenen la tierra
  • Tenemos trabajo dado por Dios en la creación
  • Se nos da la abundancia de la creación para disfrutar
  • Nos han creado como “bueno en gran manera”

Sabemos que el pecado entró en el mundo y trajo tragedia con él. Pero a veces nos olvidamos de lo maravillosos que son los seres humanos.

Cada persona que conoces tiene una dignidad y un valor increíble, porque son creados a imagen de Dios. Esa es una buena razón para tratar a todos con respeto.

Tal vez la más asombrosa afirmación del valor que Dios nos da es esto. Dios Hijo se hizo hombre (Juan 1:14), y algún día lo veremos en su cuerpo (1Juan 3:2; Filipenses 3:20-21).

Uno de los salmos de David refleja en el honor que Dios nos ha dado como seres humanos. Terminemos con estos pensamientos, que finalmente glorifican al Creador.

Digo: ¿Qué es el hombre para que Te acuerdes de él,
Y el hijo del hombre para que lo cuides?
¡Sin embargo, lo has hecho un poco menor que los ángeles,
Y lo coronas de gloria y majestad!
Tú le haces señorear sobre las obras de Tus manos;
Todo lo has puesto bajo sus pies:
Todas las ovejas y los bueyes,
Y también las bestias del campo,
Las aves de los cielos y los peces del mar,
Cuanto atraviesa las sendas de los mares.
¡Oh SEÑOR (Yahvé), Señor nuestro,
Cuán glorioso es Tu nombre en toda la tierra!
Salmo 8:4-9



Para los niños -
Historias Bíblicas de Jesús para niños: Cada historia susurra su nombre


{ 0 comentarios… añadir uno ahora }

Deja un comentario

Anterior:

Siguente: