Una Historia de Navidad: Cerrando las Puertas (parte 8)

por Jaime el 14 Diciembre, 2016

¿Tienes conflictos en tu familia, comunidad, o iglesia? Lee Pacificadores: Guia Bíblica para la Resolución de Conflictos Personales


¿Qué está pasando en el templo de Yahvé en Jerusalén? ¿Por qué se sacan los antiguos tesoros? ¿Por qué la destrucción?

Verdadera AdoraciónEspera, ¿qué están haciendo ahora? Las puertas del templo – ¡Están cerrando las puertas! Adoración en el templo – ¿ha terminado para siempre?

¡Mira! Ahí está el malvado rey Acaz. ¿Por qué está haciendo esto?

Había sido una guerra devastadora. Las naciones alrededor de Judá habían estado esperando su tiempo para atacar, y cuando llegó, tomaron tierra, vidas y cautivos.

Y ¿sabes que? Dios mismo había enviado los ejércitos contra Judá. Judá y su malvado rey se negaron a ir a buscar a su Dios. Y llegó el momento del juicio de Dios.

Pero en su misericordia, Dios envió al profeta Oded para asegurar la liberación de los cautivos.

Pero en medio de la pelea, ¿Acaz se arrodilló y pidió perdón y ayuda a Dios?

Bueno. El rey buscaba ayuda en otro lugar. Decidió confiar en — el rey de Asiria.

Acaz envió mensajeros a Tiglat Pileser el Tercero con un mensaje:

Yo soy tu siervo y tu hijo; sube y líbrame de la mano del rey de Aram (Siria) y de la mano del rey de Israel que se han levantado contra mí.

Sí, ahora Acaz es el siervo – no de un Dios misericordioso, bueno y fiel – sino un siervo del impredecible rey pagano de Asiria.

Y Tiglat Pileser lo escuchó. Capturó Damasco, la capital de Siria, y mató a su rey – Rezín. De hecho, en pocos años, tanto Siria como Israel fueron devastados. Como Dios había prometido a través de Isaías, la alianza cayó.

Dios cumple sus promesas. Pero Acaz rehusó confiar en Dios. Y así vendió a sí mismo y a su nación a otro rey.

¿Por qué fueron sacados los tesoros del templo del Señor? Para dar al rey de Asiria.

Ahaz fue a Damasco a visitar a Tiglat Pileser. Allí vio un altar que los sirios habían hecho para su adoración pagana. Fue impresionado, y envió un modelo exacto a Urías el sacerdote en Judá. “Esto es mucho mejor que el altar de Yahvé: ¡hazme uno de estos, y ofreceré sacrificios en él!”

Ahaz robó el tesoro del templo y envió tesoros de su propia casa al rey de Asiria. Cerró las puertas del templo y siguió inventando sus propios formas de adorar. Adoraba a los dioses de Siria en la tierra de Emmanuel.

Él puso altares por toda Jerusalén, y en toda ciudad de Judá.

Y el Dios de sus padres se enojó.

En el fin, el tributo que Ahaz envió a Tiglat Pileser no ayudó. El rey de Asiria continuó amenazando a Judá. Y el malvado rey murió sin esperanza.

La nación de Judá había perdido gran parte de su riqueza y su libertad. Todo porque el pueblo y el rey se negaron a temer al Señor y confiar en Él.

Pero Dios todavía tenía algunas personas en Judá – y esa gente tenía esperanza. La esperanza de un gobernante que regresaría a Yahvé y traeríala libertad de nuevo a Judá. Y como el hijo de Acaz subió al poder, el pueblo esperaba.



Para los niños -
Historias Bíblicas de Jesús para niños: Cada historia susurra su nombre


Los comentarios sobre esta entrada están cerrados.

Anterior:

Siguente: