¿Por qué Dios transmite la Biblia así?

por Jaime el 12 Agosto, 2015

¿Tienes conflictos en tu familia, comunidad, o iglesia? Lee Pacificadores: Guia Bíblica para la Resolución de Conflictos Personales


Hemos hablado mucho de como los libros de la Biblia fueron copiados. Sabemos que la habilidad de copiar manuscritos fue muy importante en el mundo antiguo, y muchas tradiciones desarrollaron para garantizar las copias precisas.

Una porción del Gran Rollo de Isaías de los Manuscritos del Mar Muerto

Una porción del Gran Rollo de Isaías de los Manuscritos del Mar Muerto

Al mismo tiempo, cuando hay que copiar mucho texto, no hay copias perfectas. Por eso, tenemos la ciencia de la crítica textual, que nos permita estudiar manuscritos y descubrir lo que dice el original.

Y normalmente, es muy fácil ver donde están los errores y que fue el original. Y en 99.9% de los casos, los “variantes textuales” – diferencias entre manuscritos, no cambia el significado del texto (por ejemplos, cambios en ortografía).

Y bueno, tenemos que recordar que tenemos muchos variantes textuales porque tenemos muchos manuscritos – es decir, mucha más evidencia que tenemos para manuscritos de otros escritos antiguos.

En la última entrada, hablamos de la manera en que el Nuevo Testamento en particular fue copiado en los años primeros. No tenemos una copia de una copia de una copia y nada más. En realidad, tenemos muchas ramas de copias, por todos lados, sin estar bajo el control de una persona o institución.

Pero algunas personas podrían preguntar – ¿Por qué Dios preserva Su Palabra de esta manera?

Por ejemplo, ¿porque no darnos un libro de oro, directamente del Cielo, que no va a cambiar durante los siglos?

En primer lugar, ¡me imagino que hubiéramos comenzado adorarlo! Recuerda lo que pasó con la serpiente de bronce (Números 21:4-9; 2Reyes 18:4).

Y, ¿quién va a controlar este libro de oro? ¿Podemos confiar en esas personas? ¿Y si alguien tenía la tecnología para cambiar el verdadero libro de oro de uno falso?

Tal vez sería mejor tener muchas copias – pero copias exactas. Dios podría haber esperado hasta que habíamos inventado fotocopiadoras y cámaras digitales. Mucho mejor – sabemos que las copias digitales no pueden ser manipulados. O – pues – ¡tal vez sí!

Otra idea. Dios podría habernos dado una organización con la tarea de preservar el texto. ¡Podrían destruir todas las malas copias, y mantener todos las buenas!

Pero otra vez, tenemos que tener mucha confianza en este grupo. ¿Qué pasa si ellos quieren cambiar el texto – y ocultar la evidencia?

Pero eso no sucedió, y no podría haber sucedido. No había control central.

Con tantas copias, de todas partes, no era posible para cualquier persona o grupo cambiar el texto sin ser descubierto.

Si alguien comete un error, o se cambia una palabra, ¡por lo general podemos averiguar aproximadamente cuando sucedió, e incluso dónde!

Dios escogió utilizar seres humanos para transmitir su Palabra al mundo. Pero lo hizo de una manera que conserva el texto para su pueblo. Tenemos la Palabra de Dios hoy. Pero no hemos terminado todavía. ¡Más la próxima vez!



¡Un documental increíble para toda la familia!
El Dios de las Maravillas


Los comentarios sobre esta entrada están cerrados.

Anterior:

Siguente: